jueves, 5 de enero de 2017

Sherlock está aquí...

¡Hola!

¿Qué tal este inicio de año? Espero que todo bien, que lo empecéis con ganas de hacer millones de cosas, de aventuras y, sobre todo, que lo acompañéis de grandes lecturas y grandes series y películas. Hoy, para variar un poco, os traigo mi humilde opinión sobre el regreso de Sherlock a nuestras pantallas, con su cuarta temporada y su primer capítulo, The Six Thatchers.

Como opinión primera y general, tengo que decir que, ahora que pasó un tiempo desde que vi el capítulo, por desgracia, me desencanta cada vez más… Tenía muchas ganas de volver saber de Sherlock y compañía, pero sin duda me pareció el capítulo más flojo de toda la serie, que se dice pronto.
No es malo el capítulo, la historia está bien, pero fueron 90 minutos que se me hicieron largos y eso es algo que nunca me pasó con esta serie (incluso con el capítulo de la tercera temporada de la boda de Watson, que era, hasta ahora, el más flojo, para mí); por tanto me quedé algo decepcionada con el esperado regreso…

La historia de Mary (no voy a contar nada de la trama, no quiero hacer spoilers) es interesante, pero como estaba tratada hasta ahora, de forma secundaria, no tan plenamente como aquí. No quiero ser mala, pero la serie se llama Sherlock por algo y, personalmente, opino que en este capítulo menos Sherlock, tuvimos de todo.

Cuando acabé de ver el capítulo vino una frase a mi mente, que creo que describió perfectamente mi sensación con este regreso: ‘Sherlock se puso serio, pero para mal’; ¿dónde están las pullas entre los protagonistas? ¿Dónde están esas pullas entre los hermanos Holmes? ¿Dónde está quedarse con la boca abierta al ver un capítulo de esta serie? Desde luego, y para mí, no en The Six Thatchers.

Quedan dos capítulos más de temporada, el 8 y el 15 de este mes, y veremos si remonta o no, aunque confío en que los señores Moffat y Gatiss saquen un as de la manga para traernos al Sherlock que esperamos.

¿Visteis ya el capítulo? ¿Qué opináis?



Hasta la próxima entrada   J

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada