viernes, 11 de agosto de 2017

Agatha Raisin y la boda sangrienta

¡Hola!
¿Qué tal todo? Espero que bien... Hoy os traigo mi humilde opinión sobre una de las últimas lecturas, de ocio, que terminé; se trata de Agatha Raisin y la boda sangrienta, de M. C. Beaton.

Agatha Raisin se nos casa. ¡Y ni más ni menos que con el hombre de sus sueños! Pero un momento: el karma tiende a no alinearse en favor de nuestra Agatha... Aquí hay gato encerrado. O no: un marido del que no se divorció. O peor aún: un cadáver por el que tendrá que responder...
Por fin Agatha ha conquistado al apuesto, atractivo y enigmático James Lacey. Y no solo eso: va a llevarlo al altar. Solo un par de cosas podrían desinflar una felicidad tan gorda... Los vecinos de Carsely tienen la mosca detrás de la oreja con la boda de Agatha: ¿por qué en lugar de casarse en la iglesia del pueblo se va a la oficina del registro civil de Mircester? Porque la funcionaria de Mircester es vieja, sorda y despistada, así que podría esquivar el papeleo y las preguntas sobre su verdadera condición... Y es que solo Agatha sabe que no hay ninguna evidencia de que el borrachuzo de Jimmy Raisin haya muerto. ¡Solo Agatha sabe que está a punto de cometer bigamia! Lo que no se imagina es que algunas fuerzas oscuras están confabulando contra ella...
El día de la boda Jimmy aparecerá vivito y coleando. Agatha, histérica, se lanzará a estrangularlo con una mano; con la otra intentará retener sin suerte a su amado James Lacey... Pero ahí no acaba el lío: ¿a quién acusarán de homicidio cuando al día siguiente encuentren el cuerpo sin vida de Jimmy Raisin?



La verdad es que este libro llegó a mí gracias a Círculo de Lectores y, sobre todo, gracias a su portada; además, tenía ganas de cambiar de género de lectura y esta novela me pareció perfecta para ello. Desde ya os digo, que fue una muy buena opción.

Esta entrega pertenece a una larga serie de novelas sobre el personaje de Agatha Raisin, pero traducidas al castellano solo hay cinco y esta es la quinta; no leí las anteriores y, al leer esta, tampoco sentí que debiera hacerlo. Son ‘independientes’, comparten personajes, se nota en detalles, pero no es fundamental haber leído las anteriores para entender esta, a eso me refiero.

Su protagonista me parece un personaje sin igual, Agatha Raisin es mucha Agatha para los demás, pero consigue enamorarte; me la imaginaba por las calles de Carsely y me encantaba. Los demás personajes le aportan su toque y hay alguno que me pareció más memorable que otro, pero en general la sensación hacia el conjunto del pueblo fue muy buena.

La trama avanza sin trompicones, a buen ritmo y sin saltos argumentales, pero tampoco llega a aburrir en ningún momento; pese a tener páginas en las que la protagonista reflexiona sobre su vida, sobre su situación actual, no se hace pesado; al contrario, es muy llevadero, teniendo en cuenta que hablamos de una novela policial. No la enmarcaría en el género juvenil, pero tampoco en el adulto, propiamente dicho, más bien la dejaría en un limbo entre ambas fronteras.

En general, una buena elección que, obviamente, os recomiendo para cuando queráis descansar de algún género o no sepáis a qué echarle mano, ya que no es una novela muy larga y se lee con facilidad.

¿Conocéis ya la serie de novelas de Agatha Raisin? ¿Os apetece empezar a conocerla?



Hasta la próxima entrada   J

miércoles, 2 de agosto de 2017

The 100

¡Hola!
¿Qué tal todo? Espero que bien; hoy me paso por aquí para contaros mi humilde opinión sobre una de las últimas series que vi. Se trata de The 100, de The CW.

Situada 97 años después de una guerra nuclear que ha destruido la civilización, los supervivientes de una nave espacial, que han sobrevivido durante tres generaciones en el espacio, envían 100 delincuentes juveniles "para testear" las condiciones de la Tierra, con la esperanza de eventualmente volver a poblar el planeta. El grupo de jóvenes tratará de sobrevivir en un entorno desconocido y hostil a pesar de las brechas que se abren entre ellos, unos partidarios de seguir en conexión con la nave, otros a favor de empezar de cero sin depender de nadie. Mientras, en la nave, las luchas por el poder político se recrudecen, llevando a los dirigentes a situaciones extremas y difíciles decisiones.



Llegué a ella porque me hablaron de ella, la conocía de ver noticias sobre ella, pero nunca me animara a verla; eso sí, una vez que empecé, en cuestión de un mes me vi las cuatro temporadas que tiene. ¿El truco? Trabajar a la vez que la veía.

Lo cierto es que al principio me recordaba mucho a Perdidos (serie que sentó base), pero poco a poco se fue distanciando de ella y cogiendo forma propia; la historia narra las vivencias de un grupo de personas divididos entre la Tierra y la nave en el espacio exterior.

No quiero destriparos lo que sucede, menos ahora que tiene cierto renombre y cuya quinta temporada se estrena en 2018, pero os diré que, al final, te encariñas con ellos y consigue crearte el interés suficiente como para que quieras saber más de sus vidas, de sus penurias (que no son pocas), de ellos en general.

Cada personaje es distinto, y a los pocos vas viendo en todos ellos una evolución, más o menos lógica; personalmente para mí, el gran punto negativo de la serie es su protagonista, no la aguanto (ni a su madre… de tal palo tal astilla), y el gran punto positivo es un reducido número de personajes.

Por otra parte, hay momentos en la serie que son de echarse las manos a la cabeza y otros bastante inverosímiles, aun teniendo en cuenta el ambiente en el que nos encontramos… Pero la verdad es que, obviando esos casos y a algún que otro personaje, la serie se deja ver muy bien, se hace muy llevadera y pocos momentos recuerdo en que me aburriese. Ahora, lo malo, es esperar a 2018 para saber cómo continúan las aventuras de esta gente, que tiene pinta de no ser pocas ni fáciles, si siguen la tónica de hasta ahora.

Pese a todo, la recomiendo, sobre todo si eres un nostálgico del mundo de Perdidos, porque en algunos detalles veréis ciertas similitudes. ¿Conocíais la serie? ¿Estáis enganchados?



Hasta la próxima entrada   J